Crédito rápido y fácil
¿Cómo obtener un préstamo?

Lo primero que nos suele venir a la mente al pensar en préstamos es la tediosa burocracia, el montón de formularios para rellenar, lo mucho que hay que esperar para conseguirlos y el dineral que cuestan los intereses. Pero no tiene por qué ser así. El mundo cambia, y junto con él, también cambian las características de los préstamos. ¿Créditos fáciles y rápidos? ¡Hoy en día es posible! Si quieres saber cómo solicitar un crédito rápido y fácil, sigue leyendo.

¿Cuál es la historia de los créditos fáciles y rápidos?

El crédito rápido y fácil es una novedad de los últimos tiempos. De hecho, ahora pedir créditos fáciles es pan comido. Pero no siempre fue así. Muchos de vosotros seguramente recordaréis el procedimiento largo y complicado por el que había que pasar para pedir incluso una suma muy pequeña. Los préstamos fáciles en 10 minutos eran inalcanzables. Los créditos eran concedidos casi exclusivamente por los bancos. Por último, tocaba esperar varios días para la decisión final.

¿Cómo son los créditos rápidos y fáciles hoy en día?

Por suerte, esto es algo del pasado. En la actualidad, los trámites digitales han reemplazado a los de lápiz y papel. Con ello, ha evolucionado también el sector financiero. De hecho, pocas personas tienen tiempo para hacer colas y rellenar a mano formularios complicados. Lo que buscan son créditos fáciles de conseguir o incluso préstamos fáciles y rápidos sin nómina. Para cumplir con las expectativas de los clientes, han aparecido varias instituciones financieras que son capaces de ofrecer a los prestatarios un crédito rápido y fácil de obtener en tan solo 10 minutos.

Crédito rápido y fácil: ¿qué significa esto?

Bueno, pero en realidad, ¿qué quieren decir estos adjetivos que se usan para describir los préstamos? Fácil de obtener, veloz, instantáneo… Es normal que mucha gente no sepa cómo interpretar estos términos. Ya lo explicamos todo. Cuando oigas hablar sobre créditos fáciles de conseguir, puedes esperar que la entidad financiera a la que acudes te pida solo los datos básicos, como tu DNI/NIE, número de móvil, correo electrónico, etc. No tendrás que completar una pila de documentos que reporten cada aspecto de tu vida. Los prestamistas de créditos fáciles tienen como objetivo recoger solo los datos esenciales para simplificar los trámites al máximo. Un buen ejemplo de una entidad que se centra en la comodidad del cliente es Creditosi.es.

Ya sabes qué significan los préstamos fáciles. ¿Y los rápidos? Un crédito rápido o veloz significa que la suma que solicitas puede transferirse a tu cuenta bancaria incluso 10 minutos después de que se haya aceptado tu solicitud. Además, la verificación de datos se efectúa casi inmediatamente gracias a los modernos sistemas de evaluación de la solvencia. Además, ahorras un montón de tiempo porque todos los trámites se llevan a cabo en línea. ¡Eso significa que para pedir un crédito rápido y fácil no tienes que salir de casa! Solo necesitas un dispositivo electrónico con acceso a internet y… ¡algunos minutos de tiempo libre!

¿Cómo obtener préstamos? ¡Fácil! Sigue esta guía

¿No sabes por dónde empezar para solicitar créditos fáciles y rápidos? ¡No pasa nada! Te lo explicamos todo con un ejemplo de Creditosi.es. Para pedir un crédito rápido y fácil, debes tener entre 21 y 65 años. El primer paso consiste en registrarse en la página web del prestamista. Prepara tu DNI/NIE o pasaporte y tu nómina, paro o pensión: estos documentos te servirán para confirmar tu identidad y tus ingresos estables. Asegúrate también de no estar en ningún registro de morosidad. Tras haber introducido los datos, tienes que esperar algunos minutos para que se verifique toda la información. Si todo está en orden, ¡recibirás tu dinero en menos de 10 minutos!

Préstamos fáciles y rápidos: ¿cómo devolverlos?

Hay quien pueda pensar que solicitar un crédito siempre es fácil, pero devolverlo… es otra historia. Sin embargo, con Creditosi.es, ¡saldar tu deuda puede ser tan simple como solicitar el dinero! Ponemos a tu disposición dos modalidades de pago: puedes amortizar tus créditos rápidos y fáciles mediante transferencia bancaria o tarjeta de débito. Si no puedes hacer uso de ninguno, dirígete a una oficina de CaixaBank o Banco Santander y paga directamente en la sucursal.

Créditos rápidos y fáciles: ¿qué hacer cuando surgen problemas?

Cada institución financiera que se precie presupone que sus prestatarios tienen buenas intenciones. Creditosi.es cree que sus clientes hacen todo lo posible para saldar su deuda a tiempo, pero también es consciente de que a veces surgen imprevistos. Exactamente por este motivo, Creditosi.es ofrece la posibilidad de aplazar el pago hasta 30 días sin comisiones adicionales. Lo único que tienes que hacer es contactar con nuestra atención al cliente y avisar de que deseas aplazar la devolución. Como puedes ver, vale la pena solicitar un préstamo en Creditosi.es.

Recuerda las características esenciales de nuestros préstamos: ¡fácil de obtener, rápido, transparente y muy cómodo!